Febrero 25, 2016

Sri Lanka 2014

Suena el despertador tempranito, acabamos de preparar nuestras mochilas y de camino al aeropuerto, no sin antes parar en los grandes almacenes y comprar el palo telescópico de la GoPro que seguro que le sacamos mucho provecho!

En unos minutos estábamos en el aeropuerto de Valencia facturando las maletas. Volamos con Turkish Airlines via Estambul y luego Estambul-Colombo realizando una parada técnica en Malé. El vuelo fue genial, la compañía nos encantó y el vuelo se llevó bien ya que en el trayecto largo pudimos tener varios asientos para intentar dormir.
Ver las Maldivas de día sobre el avión es una pasada y disfrutarlas ni te cuento! Tras muchas horas llegamos a Colombo y hicimos los trámites de visa (un poco más largo de lo normal porque en una visa me había equivocado al poner el año de nacimiento, así que vuelta a hacer, pago y de regalo 2 sims con saldo de Dialog) y recogida de maletas. Se suponía que cuando llegáramos nos tenía que estar esperando Chami y así fue!!
Hoy era un día de descanso y traslados, ya que sólo íbamos a dedicarlo a ir a nuestro hotel Camellia. De camino muchas palmeras, camiones, tuk-tuks, calles destartaladas y mucho verde!!!
Se hizo muy pesado el viaje (ya no se cuántas horas llevamos de viaje!!), hablamos con Chami para ir concretando la ruta y al mismo tiempo, íbamos dando cabezaditas! Y pensar que son 146km y que tardas casi 4horas! Es una locura!!!Así que paciencia...
Llegamos por fin al hotel acompañados de una súper tormenta!

El chico del servicio del hotel nos acompañó a nuestra habitación y allí nos dimos una merecida ducha! Estábamos emocionados de empezar mañana con la ruta y conocer mejor Sri Lanka. Fuimos al restaurante, donde servían cena-buffet super rico y variado. Nos pusimos las botas!
Además había un grupo de músicos cantando y tocando que amenizaban la cena! Me encantaba estar al aire libre, bajo una gran pergola con la tormenta ya en el fondo! Perfecto!
Nos fuimos a la cama para intentar adaptarnos al nuevo horario.

El día 2, empezo levantándonos a las 7h, el sol ya estaba fuera y pintaba muy buen día!
Hoy nos toca visita a la vieja Polonnaruwa y safari de elefantes a Minneriya por la tarde! Nos pegamos un súper banquete de desayuno (a este ritmo volvemos con unos kilos de mas!) , cogimos las cámaras y por supuesto pantalones largos y pasmina (para las chicas). A las 8h estaba Chami esperándonos en el coche, muy servicial me abría la puerta para subir al coche! Empezamos!!!
El paisaje es precioso, de camino nos llamó la atención la gran cantidad de perros callejeros y paramos en al borde de la carretera donde había enormes lagartos!
Eran enormes, nos recordó cuando vimos alguno en Thailand!

Llegamos a Polonnaruwa y finalmente fuimos al banco a realizar cambio de moneda y fuimos a comprar las entradas a la ciudad histórica.
Empezamos por el museo y continuamos por la zona del palacio y el cuadrángulo. El calor ya empezaba a acosarnos... Continuamos la visita disfrutándola.
Nos impactó mucho la grandeza de Rankot Vihara, el blanco de la dagoda de Kiri Vihara y sentirte diminuto bajo los pies del buda decapitado de Lankatilaka, así como los monos que estaban en los alrededores de las ruinas.
La zona es muy extensa, recomiendo hacerla con tuk-tuk o moto porque con bici y tanta calor lo veo dura pero cada uno es libre para elegir. Nuestra ruta fue muy cómoda ya que Chami nos iba llevando con el coche a cada parte y se agradecia el A/C y agua fría.

Contemplando las ruinas del palacio real
pequeño bajo el buda decapitado
religiosos en el templo

Ya eran casi las 13h cuando salíamos de las ruinas y volvimos en dirección de Habarana para comer y coger el jeep para ir al safari. Chami nos organizó todo el horario, conductor y jeep y sin pedíselo. Comimos genial, era comida occidental pero estaba buenísima, con muy buen sabor!
A las 15h habíamos quedado con el chico del jeep para ir al safari y Chami se fue a descansar!
Llegamos a la entrada del parque y Kike y el conductor fueron a por las entradas. Preparamos el jeep abierto y nos adentramos en la reserva, tuvimos la sensación de entrar en el parque del Jurasic Park! Nos adentramos entre miles de árboles hasta una zona extensa de llanura donde empezamos a ver unos 50 jeeps más!
Vimos muchos elefantes, en grupos grandes y en pequeñas familias, así como buitres, pavos reales, búfalos y algún zorro. Nos lo pasamos en grande en el jeep, hacíamos carreras con otros jeeps, visitamos un mirador y hicimos "el gamba" por la pradera, derrapamos en el barro... hasta nos quedamos enganchados en un barrizal y tuvieron que venir otros conductores a empujar el jeep! Jajajaja!

 

 

colores del atardecer
Familia de elefantes
de safari por Sri Lanka

 

 

Muy divertido! Acabamos tras 3h y media de safari y volvimos al hotel a darnos un chapuzón en la piscina, tomarnos un mojito y cenar un poco más tarde!
Acabamos rendidos y mañana había que madrugar, ya que a las 7h Chami vendría a por nosotros!

Conclusión del día: el día fue muy completo y mejor de lo que habíamos pensado! Estábamos un poco desanimados por los comentarios que habíamos leído de visitar una ciudad histórica. Es verdad que en comparación de Ayuthayya por ejemplo (es lo que conocemos por ahora...), es mucho más caro y menos impactante, no obstante, no nos arrepentimos de haber conocido una pequeña parte de historia de Sri Lanka. Si hubiéramos tenido más días otra cosa hubíeramos hecho... Por otra parte, el safari fue una buena y divertida experiencia y solo ocupa una tarde (es una experiencia bastante diferente a estar en un campamento de elefantes como hicimos en Chiang Mai).