ActividadesTOPExperiencias

El Balneario de Budapest

budapest

Una de las experiencias TOP, un must que no debes perderte si viajas a Budapest, es conocer los baños termales más grandes de toda Europa, los Baños Széchenyi, un balneario donde podrás deleitarte un buen rato al cuidado corporal.

This Is Balneario Experience

Desde que supimos que íbamos a ir a Budapest en Navidad, teníamos muy claro dos objetivos: visitar la ciudad engalanada con sus mercados navideños, y darnos un chapuzón en este fantástico lugar.

Este edificio neobarroco, data de principios del siglo XX, y debe su nombre a un importante militar, político y escritor del siglo XVIII llamado István Széchenyi, que los encontrarás en los billetes de 5.000 florines. 

Para ello, te recomendamos que realices la compra por anticipado y sin colas aquí, para ir y olvidarte de perder tiempo.

budapest
Balnerario Széchenyi ⛲️

El interior de los baños tiene unas enormes instalaciones, con una quincena de piscinas termales, 10 saunas y baños turnos, spa de cerveza, zona de tratamiento médicos y de belleza, vestuarios, cabinas individuales y aseos.

La zona exterior es impresionante, con su arquitectura neobarroca con sus 3 piscinas exteriores climatizadas.

Una de ellas está a unos 32 – 34 grados, y en ella puedes encontrar la zona más lúdica, con pequeñas cascadas, chorros de presión, jacuzzi con burbujas y corrientes de agua donde la fiesta está asegurada… (no sabéis como mola marearse y reírse de lo lindo en el remolino…)

La del centro, esta dedicada a la natación, y solo podrás acceder a ella si dispones de gorro y quieres hacer unos largos.

La más caliente, entre 37 – 38 grados, debes de dejártela para el final y relajarte como dios manda entre la humareda de vapor de agua.

exterior Széchenyi

En la zona interior, encontrarás las piscinas donde realizan aquagym, las salas de spa, piscinas medicinales, las saunas…. Es una zona mucho más tranquila, donde la gente hace su tratamiento y se relaja en las tumbonas.

Y un dato curioso,  ¿de dónde viene el agua?

Según leímos, proviene de un pozo que está a unos 1200 metros aproximadamente de profundidad, y donde brota el agua a unos ¡76 grados! Con razón llaman a Budapest la ciudad termal!

aquagym
interior Széchenyi
Nuestra experiencia 🧖🏻‍♀️
Nos levantamos pronto para ir puntuales a los baños, desayunamos en la cafeteria Costa y cogimos el mítico metro. Llegamos a recepción y rápidamente sacamos nuestras reservas en el mostrador  (ventajas de ir a primera hora), nos dieron la pulsera para entrar al acceso de los baños. 
Dependiendo qué tipo de entrada escojas, podrás cambiarte en el vestuario común o en una cabina individual. 
Con tu entrada también puedes acceder a un vestuario individual donde cambiarse tranquilamente. Tras la puesta del bañador, cogimos las toallas y nos concienciamos a salir a los 4 grados que había en el exterior y hacer un sprint hasta la piscina exterior.
 Lo pasamos en grande en la piscina exterior con los chorros, jacuzzi y corrientes de agua. Más tarde, fuimos a curiosear la parte interior, nos relajamos en una pequeña piscina medicinal y acabamos relajándonos de nuevo en el exterior, en la piscina más caliente.
Entramos en calor para el resto del día. Os recomendamos muchísimo la actividad.
 Aproximadamente pasamos unas 2 horas y media.  
baños Széchenyi
Cómo llegar 🚇

La parada de metro es Széchenyi fürdő, línea 1 (amarilla), en el mismo City Park de Budapest. 

Consejos 📝
  • Es imprescindible que lleve bañador o bikini, chanclas y toallas. El gorro no es obligatorio en las piscinas termales, pero sí en la de natación.
  • No obstante, si se te olvidan, puedes alquilar toallas y comprar chanclas, pero con suplemento. A nosotras se nos olvidó, y salimos a unos 10€ por unas chanclas (y encima para nada eran bonitas.)
  • Antes de irte, utiliza unas máquinas que verás por los vestuarios que centrifugan los bañadores para no llevártelo mojado. 
  • Te recomendamos la visita por la mañana, antes de las 10-11h de la mañana, ya que el ambiente es más tranquilo, y mejor si no es fin de semana. (Aunque una visita a media tarde-noche,  tiene que ser una pasada también). 
  • Ten en cuenta que el horario general del balneario es de 9 a 22 horas, pero algunas instalaciones tienen un horario más reducido, consúltalo antes de tu visita. Aproximadamente una visita suele durar entre 2-3 horas.
  • Puedes complementar la visita añadiendo un tratamiento de masaje u otro. Además, en los exteriores, hay lugares de interés como la Plaza de los Héroes o el Castillo Vajdahunyad, entre otros.
budapest parlamento

12 comentarios en “El Balneario de Budapest

  1. Hello,
    Uy uy uy todo apuntadito para nuestra visita a Budapest a finales de año. Nos ha encantado la idea de centrifugar los bañadores; la vamos a proponer en nuestra piscina cubierta jajaja.
    Gracias por los consejos:)
    Un abrazo

    1. Nosotros nos quedamos alucinados con el sistema tan fácil y cómodo para no llevarte todo empapado! Piensan en todo!
      Un besazo guapos

  2. Es un balneario muy chulo, me gustó sobre todo la parte de fuera. Nosotros fuimos a final del verano, tiene que molar mucho bañarse en invierno 😃

    ¡Un abrazo!
    Eva

    1. La verdad que el bañarse en pleno invierno tiene su rollo porque fuera hace un frio que pela pero dentro se esta de lujo. Habrá que hacer una escapada a Budapest en invierno 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.