abril 15, 2016

Mix Chiang Mai: Bo Sang, Tiger Kigdom, Rafting y markets

Día 2:

Visita aldea sombrilla Bo sang- Tiger Kigdom-templos de CM-Saturday Night Market
Hoy era un día a nuestro aire, solo la moto y nosotros.
Hoy tocaba una rutita algo más larga de lo habiámos hecho hasta ahora. Habiámos encontrado poca información del pueblo Bo Sang, pero con el gps offline nos fuimos rumbo a ver si encontrabamos algo. Carreteras rectas y largas, tráfico variopinto, desde caminones enormes, autobuses decoradísimos, vans y muchas motos, … tras unos 15 kilométros llegamos al famoso pueblo dedicado a la realización de artesanales paraguas tradicionales. Dimos una vuelta con la moto por el pueblo y visitamos una fábrica de preciosas sombrillas, la realización de las mismas, observamos los dibujos manuales, los trabajadores concentrados en un patio pintando y  por supuesto la tienda.

 

Una vez acabada la visita, fuimos a poner gasolina ala moto, donde nos reímos mucho con la gente de la gasolinera y de ahi, rumbo a Tiger kingdom, a unos 28km de donde estábamos. En un ratito llegamos, mientras tanto con la moto no nos cansábamos de observar a la gente por las calles que pasábamos, sus rutinas, sus costumbres… la verdad es que es muy fácil llevar moto por los alrededores de Chiang Mai.

 

Cogimos las entradas para visitar a los cachorros porque nos hacía ilusión jugar con ellos y disfrutarlos, ya que con los grandes, aunque son una pasada y muy impactantes, creo que no se disfruta tanto de ese momento. Tras un buen rato y una sesión fotográfica extensa dimos una vuelta por el resto de las instalaciones. Si lo piensas, y lo sabemos, es muy triste que estos animales salvajes estén ahí pero tiene la parte positiva de poder disfrutar de una forma tan cercana de unos animales tan magníficos… (A dia de hoy, después de todos nuestros viajes, NO haríamos este turismo…)

 

De nuevo casco en cabeza, carreteras thailandesas y para Chiang Mai, para visitar algún templo más y a comer a nuestro lugar.

Después de un rato dándonos el aire en la cara, llegamos a Wat Chedi Luang Worawihan y lo visitamos. Nos gustó también mucho aunque nuestra cabeza ya va saturándonse de tanto templo…

 

Después de una buena comida, un baño en la piscina, un descanso en nuestra habitación, nos fuimos a dar una vuelta por los alrededores de nuestro hotel en dirección al centro comercial Central Plaza por callejuelas. Disfrutamos del paseo, de las costumbres de la gente en sus casas, de templos sin turistas, de gente simpática que preguntaba de donde éramos y gritaba que él era del Barcelona F.C… Esto es lo que más nos gusta, perdernos y explorar el alma de las ciudades y de las gentes.

A la vuelta, el Saturday Night Market que se celebra en

 

Cenamos por el mismo mercado, picoteando cosas, tomando zumos naturales que te los hacen en un momento y comprando algunos recuerdos. Si os gusta los mercados, Chiang Mai es un paraíso para ello!!!

Dia 3:

Rafting en el río Mae Taeng – Night Safari-Sunday Night Market

Después de cargar pilas con una buena dormida y un buen desayuno en el hotel, pasan a recogernos en una van porque hoy toca RAFTING!!!

Tras rellenar el seguro y recoger a los otros turistas de la zona, nos dirigimos a unos cuantos kilómetros de Chiang Mai. Llegamos a una zona muy verde, donde el instructor nos comenta que solo cojamos aquello que vayamos a mojar durante el rafting, asi que nos dejamos los trastos innecesarios en la van y cambiamos a una ranchera donde nos subimos unas 20 personas, de las cuales, por primera y última vez, no coincidimos con ningún español, solo ingleses, suecos, australianos, chinos, un francés y una tailandesa.

Nos reimos tanto, hablando con los otros turistas, paecia que hicieramos rafting pero por seco, ya que los caminos para acceder a la zona de rafting estaban llenos de barro y charcos, ibamos derrapando, ensuciandonos de barro, riendo y chillando… Después de un buen rato, llegamos al punto donde primeramente nos sirvieron comida thai, a base de arroz, pollo y verduras. Tras la comida junto al rio, el cual se veia bastante bravo, nos indican que vayamos a ponernos los chalecos, las palas y ha oir la clase rápida en inglés con un gran accento thai que pillabamos a trozos lo que decían.
Tras unos 10 minutos de explicación, nos vamos al acceso del rio donde nos distribuyen a nosotros dos con el francés y el  monitor más loco que podia tocarnos.

Empiezan a salir las otras barcas delante de nosotros, y mientras tanto nuestro monitor nos va instruyendo y examinando las diferentes posiciones con las órdenes adecuadas! Menuda risa llevábamos! Primeras bajadas, adrenalina por todo el cuerpo, de repente nos damos cuenta a que Kike se le ha roto el bañador, risas y risas, el monitor empieza a chillar, nos lleva locos remando de un lado al otro, órdenes y más órdenes, mojados de arriba a abajo… y de repente, empieza a llover torrencialmente… algo más???

Vamos bajando rápidos, y de pronto, un árbol caido en mitad del rio… Enserio? Bajamos de la barca, y vamos trepando la zona de rocas y tronco hasta pasar al otro lado mientras los monitores pasan las barcas al otro lado… De vuelta en la barca, lloviendo, empiezan las carreras y los piques con las otras parejas,… nos avisan que viene la parte más conflictiva del rafting. Si que lo era. En unos rápidos salvajes, Ángela cae al agua y tras unos metros es recatada por el monitor, una vez sobre la barca, se parte la lona de barca y empieza a entrar agua… Que hacemos? Tras pasar los rápidos más complicados con la barca rota, reagrupación de barcas y nuevacon unas 6 personas en otra barca. El monitor continua chillando, riéndose y haciendo el lco, juguetea con Ángela como si quisiera tirarla al agua, nos picamos de nuevo con las otras barcas y tras un buen rato, agotados, llegamos al final del rafting. ¡¡Ha sido alucinante!! Empieza a salir el sol, jugueteamos un rato en el río, estamos vivos y super emocionados por la experiencia vivida. Queremos más!!! Tras una ducha rápida, recogemos materail y de nuevo con la furgoneta, camino a Chiang Mai.Tras volver al hotel, descansamos un rato, nos bañamos y sobre las 19h pasaron a recogernos para ir al Night Safari.

Es un lugar muy artificial, los animales no se observan bien porque las instalaciones están poco iluminadas. Tiene una zona para explorarla a pie, y dos para subirte a un trenecito que te hace el recorrido por diferentes zonas, ves a los animales desde lo lejos. Para nosotros lo mejor fue el momento que las jirafas y las cebras se arrimaban al trenecito para que les diéramos comida.

_DSC1279

Hubo una cebra que no paro de ir tras nuestro tren todo el rato… fue muy gracioso. Después de hacer todos los recorridos, empezábamos a notar las agujetas, y fuimos a ver el espectáculo, muy cutre, que hacían para el cierre del parque sobre las 22h de la noche. La verdad es que nos gustó mucho, para nada recomendable, pero si quieres hacer un plan de tare/noche en CM tienes esta opción…

Al acabar de allí, le dijimos al taxista si en vez de dejarnos en el hotel, nos podria dejar en el mercado del del domingo y asi dar una vuelta. Fue genial de nuevo recorrer el mercado, este bastante más artesanal que los anteriores. Cargamos con camisetas de CM muy chulas, echas por tailandeses hippies y de alli, fuimos al Night Market para comprar un bañador para Kyke y una mochila aventurera.

Cuando nos tiramos en la cama, ya no podiamos movernos!

… Anterior

Continúa…