ConsejosViajeros

Virus Experience

medicine

Nunca es fácil pensar en enfermedad y viajes juntos, es algo que no nos suele caber en nuestra mente que cuando haces lo que te gusta, un virus o una bacteria, pueda afectar a tu salud y hacerte parar en seco. Y para ello, siempre debes de contar con un buen seguro de viaje, nosotros siempre confiamos con IATI.

This Is Dengue Experience

 

Estos días, con todo el tema del «corona virus», nos estamos dando más cuenta de la importancia de un buen bienestar en la salud y en la sociedad; lo fácil que es aquí ponerte enfermo, acudir al médico, que te recete el tratamiento y que mejores. ¿pero qué pasa si te pones enfermo/a fuera, mientras viajas?

Aquí la respuesta la tiene tu seguro de viaje, IATI SEGUROS, que está ahí para cuidarte.

Estando los primeros días en Filipinas, tuvimos una de los momentos más duros del viaje. Después de llegar a la isla de Corón con un ferry nocturno desde Manila, nos tomamos los primeros días para conocer la isla y descubrir playas idílicas donde estar totalmente solo en lugares increíbles…

marcilla beach coron

Enfermar viajando...

Recordamos un día «duro de viaje» con la moto, de muchos kilómetros, con un sol de justicia, baches y mucha aventura… Tras la vuelta de la excursión, nos duchamos y descansamos, para acabar cenando en un mexicano en Coron Town y justamente cenando es donde empecé a sentir que algo no estaba bien… (será cansancio, pensé...)
Menuda nochecita con escalofríos, un terrible dolor de cabeza, mialgia general y oyendo a los gallos cacarear toda la noche… a la madrugada, cuando ya no podía más, decidí tomarme un paracetamol y ¡BENDITO SEA!

Descansé un rato y me desperté con ganas de desayuno,,, pero error... tomando el desayuno, empecé a sentir náuseas, agobio y sensación de desmayo… pensé: –esto no iba bien.

Decidimos volver al hostal, y dar parte al seguro, poniéndoles al corriente de la situación y esperando una manera de actuar. Enseguida nos comentan que fuéramos al hospital, que un médico me revisara y me diagnosticara que ocurría.

¡Que justo!, el hospital está al lado del hostal y allí fuimos… Para lo que nosotros consideraríamos hospital no tiene nada que ver con nuestro sistema sanitario, es algo más similar a un ambulatorio viejo, estaba en obras, y detrás de él estaban construyendo un edificio nuevo… Nos dirigimos a urgencias, al edificio nuevo donde una médica y enfermera, tras realizar la exploración y preguntarme varias cuestiones, decidieron hacerme un analítica, ponerme una vía con suero y paracetamol y nos dejaron en una sala esperando los resultados… al paso de un rato la médica apareció, confirmando que era positivo para el virus del Dengue!

¿Cómo podía ser?

Soy una persona propensa a que le piquen los mosquitos, lo sé, y para eso siempre voy super prevenida con Relec Extra Forte o similares con DEET. Y haciendo una revisión a mi cuerpo, solo encontré una picada, en el dedo pulgar que encima ni picaba… ¿¿eso era?? ¿cuándo me había infectado? Si hacía cálculos de periodo de incubación, seguramente me infecté en Tailandia, pero daba igual, ahora lo que quería saber es que iba a pasarme….

 

dengue

¿Qué es el dengue?

Según la OMS, el dengue es una enfermedad producida por un virus y es transmitida por mosquitos hembra principalmente de la especie Aedes aegypti. Se debe sospechar que una persona padece dengue cuando una fiebre elevada (40 °C) se acompaña de dos de los síntomas siguientes: dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios linfáticos o salpullido. Los síntomas se presentan al cabo de un periodo de incubación de 4 a 10 días después de la picadura de un mosquito infectado y por lo común duran entre 2 y 7 días.

No hay tratamiento específico para el dengue., pero en caso de dengue grave, la asistencia prestada por médicos y enfermeras que tienen experiencia con los efectos y la evolución de la enfermedad puede salvar vidas y reducir las tasas de mortalidad siendo decisivo mantener el volumen de los líquidos corporales.

Pues sabíamos que era, pero no teníamos ni idea cómo afectaba y qué teníamos que hacer. No hay cura, hay que superarlo, y cada persona, como en todas las enfermedades, lo gestiona de una manera, con mas o menos síntomas. La médica me tranquilizó diciendo que mis plaquetas estaban algo bajas pero que no era preocupante, que me recomendaba que me quedara ingresada en el hospital en observación un par de días a ver cómo evolucionaba. 
Después de discutir con Kike lo comentamos con el seguro y decidimos que era la mejor opción en ese momento, ingresé para ver cómo si en par de días estaba bien. 

Pero no fue así, el ingreso en el hospital de Coron fue bastante malo por lo medios que disponía, solo un baño (y mejor no entro en detalles), todo en obras, ruidos, sin A/C, sin sabanas, compartiendo habitación o pasillo con varios enfermos,…. y encima, las analíticas diarias que me hacían, no iban bien… iba empeorando y la médica empezaba a preocuparse por mi fiebre alta, el malestar general y mi recuento plaquetario. 

Así que después de la experiencia de dos días horribles, donde Kike tenia que ir a comprar la medicación a las diferentes tiendas del pueblo y traerme algo de comida, el propietario del hostal donde nos alojábamos nos traía hielo y cualquier cosa que necesitáramos, la médica nos comunicó que deberíamos hablar con el seguro porque las plaquetas llegaban a un límite que si bajaba de ahí, no era seguro un traslado y el hospital de Corón ya no tenia medios por si hiciera falta una transfusión de sangre…

virus

De Corón a Manila, de hospital a otro hospital...

Diariamente el seguro se ponía en contacto con nosotros para saber la evolución, le comentamos la situación y en unas horas teníamos vuelos comprados y todo gestionado para ingresar en el hospital de Manila.

Al día siguiente, con todo el historial bajo el brazo, mochilas preparadas, nos subimos a la ambulancia con el conductor super simpático, los dos celadores más grandes que he visto en toda filipinas, una enfermera y al ritmo de Toxic de Britney Spears, con la sirena enchufada y el gotero de lado a lado, vamos lo más surrealista que he vivido nunca, llegamos al aeropuerto de Busuanga.

Tras quitarme el gotero y despedirme del equipo sanitario, entramos al aeropuerto con silla de ruedas y pasamos otro control sanitario por parte de la compañía aérea. Todo en orden, volamos y al llegar a Manila, un taxi nos esperaba para ingresar de nuevo, pasando previamente por urgencias, pero esta vez en un hospital con todas las letras, el Makati Medical Center. Ingresamos en una habitación individual, donde la atención continuó siendo excelente, esta vez con muchos más medios, y tras 4 días más ingresada, empezó a bajar la fiebre y empezar la recuperación.

Qué casualidad coincidir en el hospital con Jairo y Claudia, de Viajar con Filipinas, gracias a las visitas de Claudia y a sus recomendaciones culinarias, pasó todo más rápido y se hizo menos duro.

Por fin llego el día del alta médica hospitalaria, habia podido superar el viurs. Dedicamos 4 días más a recuperar fuerzas en un hotel de la capital, con alguna visita al hospital de control, y compramos vuelos para continuar nuestro viaje por Filipinas, conociendo Bohol y Malapascua a un ritmo más relajado.

Viaja por libre, pero no lo hagas sin tu seguro

Iati estuvo con nosotros desde el primer momento que les llamamos.

Su trato fue excelente con todas las gestiones tanto sanitarias como de apoyo moral. Nuestra factura fue totalmente cubierta, contando que rondaría entre unos 1700-2000€ en total entre el hospital de Corón, Manila, vuelos, traslados y otras gestiones.  Así que no dudes cuando viajes, en contratar tu seguro.

Hubiéramos preferido no utilizar el seguro, no ponernos enfermos, pero es verdad, que no sabéis el papelón de tener las espaldas cubiertas cuando ocurre un imprevisto como este.

A día de hoy, ha quedado como una anécdota más de nuestro viaje This Is The Trip. Lo superamos y pudimos continuar viajando el resto de los 6 meses sin ningún problema, aprendimos de esta experiencia a valorar más la salud, a improvisar y vivir el momento más intensamente.

Y recuerda, por ser nuestro lector tienes un 5% de descuento para tu seguro.

18 comentarios en “Virus Experience

  1. Madre mía!!! Menuda experiencia más dura… lo tuvisteis que pasar fatal!!! Menos mal que el seguro de hizo cargo de todo! Da tranquilidad tener ese respaldo. Nosotros también viajamos siempre con Iati. Aunque esperamos no tener que usarlo nunca!
    Me alegra que te recuperaras pronto… un abrazo!!!

    1. si, fue una experiencia dura… yo nunca me pongo enferma y va haciendo lo que mas me gusta y en pais que le tenia tantas ganas, pasó esto… pero todo pasó y recuperamos!
      un abrazo familia

  2. ¡Vaya experiencia! Ahora es una anécdota, pero lo debisteis pasar mal.
    El tener un seguro pendiente de vosotros y que os acompaña a cada momento por lo menos te da algo de tranquilidad.
    No vale la pena arriesgarse

    1. la verdad que sin seguro no se que hubieramos hecho!
      No vale para nada arriesgarse y que se lie parda… un besote familia

    1. por eso la llamamos Dengue Experience porque nos hizo llorar, preocuparnos, reirnos y sobrevivir a momentos complicados! Nunca viajeis sin seguro pareja! un beso 😉

  3. Menudo miedo que pasarías al principio, menos mal que IATI es una buena compañía y te dio rápidamente solución. Como dices, ahora queda todo en una anécdota y en valorar lo importante que es ir bien asegurado en los viajes. Un abrazo pareja!!!

    1. con eso nos quedamos, con la experiencia, el aprender de estos momentos duros y en valorar mas la salud y el hacer todo con libertad! si es que la salud es un tesoro! Ahora solo nos queda contarlo y concienciar a la gente de que no hay que viajar sin seguro! Un abrazo pareja

  4. Hola pareja,
    Menuda experiencia más amarga… jolín… Menos mal que, finalmente, todo salió fenomenal. De ahí la importancia de llevar un seguro. Gracias por compartir los duros momentos que pasaste con nosotros y recordarnos que no somos inmunes durante los viajes.
    Un abrazo y a cuidarse.

    1. pues si, fue una experiencia dura pero ahora lo vemos con perspectiva… y además, el resto del viaje no ocurrió nada más, asi que como se superó, es lo que cuenta… y además, Filipinas nos robó el corazón con su gente y experiencias y tenemos mil ganas de volver, y por supuesto con seguro ;-). un abrazote bonitos

  5. Recuerdo cuando te ingresaron, que susto! En ocasiones, da igual lo preparado que vayas, nos puede pasar a cualquiera y que mal lo debiste pasar!
    Qué importante es viajar con un buen seguro siempre!

    1. si, fue una mala experiencia aunque el trato con los sanitarios y con todo el mundo fue inmejorable! Que importante es la salud! un beso guapa

  6. ¡Menuda experiencia de vida! Lo que me confirma vuestra experiencia es que el mundo está lleno de buenas personas y que este tipo de experiencias… hace que después de superarlas, se sea más disfrutona, de que se valore, aun más la vida que antes.

    Un fuerte abrazo virtual pareja.

    Carmen

    1. totalmente de acuerdo Carmen, se aprende a valorar la vida, la salud y la gente que te encuentras en momentos tan duros. A continuar viajando siempre con seguro!

    1. si, fue dura pero nos quedamos con que se solucionó y que el seguro estuvo ahi!
      Ojala no tengais q utilizarlo nunca de viaje
      un beso familia

  7. Hola chicos, ¡acabo de ver esto! No hay de qué, fue un gusto tener alguien más con quien hablar 🙂 menos mal que todo se quedó en un susto y pudisteis seguir con el viajazo. Ojalá nos veamos pero en otra situación más chula 😛

    1. Muchas gracias Claudia, esperamos vernos por el mundo y tener grandes conversaciones en otras circunstancias ;-)! Un abrazo muy fuerte pareja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.